Cuidados de la mamá durante el embarazo

Por: adminchlp

04 mayo 2016

Recibir buen cuidado antes, durante y después de tu embarazo puede ayudar a tu bebé a crecer, desarrollarse y a que se mantengan ambos saludables. Es la mejor manera de asegurar que tu pequeño tenga un buen inicio para una vida saludable.

En Centros Hospitalarios La Paz te ofrecemos servicios de cuidado prenatal, de parto y de pos-parto.

Durante el embarazo es importante que te cuides y te mimes mucho a ti misma, más que nunca en la vida. Recibirás consejos de todo el mundo sobre lo que debes y no debes hacer pero es importante que sigas las instrucciones y orientaciones que tu médico te estará dando.

Las mujeres sanas suelen tener niños sanos, por lo que te compartimos algunos consejos para que tu embarazo tenga un final feliz.

Nutrición

  • Hay que tener en cuenta que, mientras dure el embarazo, se debe comer sano y no por dos como comúnmente se cree. El aumento de peso será acorde a tu estatura y peso, en términos generales oscila entre 20 a 24 libras en toda la gestación. No debes abusar de comidas grasas y chatarra,  intenta mantener una dieta equilibrada a base de abundante fruta, verduras, cereales y  pan integral. Al cocinar no frías, coce u hornea tus alimentos.

     

  • Otra recomendación importante es no comer carnes crudas o poco preparadas, embutidos o carnes semicrudas. Siempre que comas carne, ésta debe estar bien cocinada. También es importante lavar bien toda la fruta y la verdura que vayas a consumir. 
  • El aporte de calcio adicional es importante en las embarazadas. Añade a tu dieta leche y derivados de la lechezumo de naranja enriquecido, brócoli, sardinas u otros alimentos ricos en calcio. 
  • Es también fundamental la ingesta de líquidos abundantes. Beber al menos ocho vasos de agua al día es una excelente recomendación para cualquier embarazada. Nuestros médicos especialistas recomiendan añadir un suplemento de ácido fólico durante los primeros 3 meses  para evitar las malformaciones del tubo neural (espina bífida).

Ejercicio físico

  • Es recomendable durante todo el embarazo. Es preferible la realización de ejercicio físico de bajo impacto, siendo los más indicados la natación y caminar. También puedes practicar otros deportes como el yoga o el tenis; en caso de sentir fatiga excesiva, falta de aire o incomodidad, se debe disminuir la intensidad y el ritmo del ejercicio en cuestión. Es recomendable realizar paradas frecuentes en la práctica de cualquier deporte durante el embarazo.

     

  • “Los ejercicios de Kegel” ayudan a fortalecer y a preparar los músculos de la cavidad pélvica para el parto. La forma más sencilla de aprender a controlarlos es interrumpiendo y liberando el flujo de orina durante la micción. Una vez se identifica y se aprende el mecanismo, se puede poner en práctica estando simplemente sentado en una silla.

El sueño

  • Es importante cuidarlo de manera especial. Mientras dure el embarazo, se debe intentar dormir tanto como sea posible. A medida que el abdomen se vaya dilatando, te será más difícil encontrar una posición que te permita dormir con comodidad. 
  • Debes intentar descansar de lado  todo lo que te sea posible. Dormir de  lado desplaza el útero de manera que éste no comprime los grandes vasos (la arteria aorta y la vena cava). Esto optimiza el flujo sanguíneo hacia la placenta y, por lo tanto, al bebé. También ayuda a prevenir la hinchazón de las piernas de la madre.

 

Fuente