<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-5TWTB6Q" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Nutrición para la tercera edad

Por: adminchlp

24 mayo 2016

Licda. Ana Eliza Pacheco
Nutricionista
Colegiado No. 3253

Durante toda la vida debemos alimentarnos sanamente, comer frutas y verduras, evitar frituras y comida rápida para prevenir enfermedades y tener salud y energía.

Con el pasar de los años, la contaminación, el estrés y lo que se vive cada día, muchas veces es difícil poder seguir una alimentación balanceada y cuando se llega a la tercera edad se puede presentar deficiencia de nutrientes reflejado en la pérdida de masa muscular, deterioro precoz o baja de defensas, lo que lleva a desarrollar enfermedades que se pueden controlar y tratar adecuadamente si damos una buena alimentación al paciente.

En la etapa de la tercera edad necesitamos 3 herramientas fundamentales para lograr una buena nutrición de los pacientes.

  1. Amor
  2. Perseverancia
  3. Paciencia

Debemos incluir en cada tiempo de comida las 3 herramientas fundamentales y cubrir el requerimiento de los pacientes colocando alimentos de los diferentes grupos (carbohidratos, grasas y proteínas), con las suficientes vitaminas y minerales,  para lograr la absorción y uso adecuado de los mismos.

A continuación presentamos 10 tips fundamentales para alcanzar la meta con nuestros pacientes:

  1. Dar 5 tiempos de comida, pueden ser comidas pequeñas pero sin dejar pasar muchas horas entre cada una.
  2. Se debe evaluar la consistencia de las comidas para lograr que el paciente lo coma en su totalidad (puede ser en trocitos, papilla o entero con consistencia blanda), incluyendo siempre todos los grupos de alimentos.
  3. Se puede condimentar suavemente y variar los sabores y colores.
  4. Se pueden dar complementos nutricionales para mejorar la masa muscular, que contengan todos los nutrientes, combinándolos con INCAPARINA o AVENA o se pueden dar con agua según lo que el paciente necesite
  5. Si es necesario se debe añadir al plan nutricional multivitamínicos o zink para estimular el apetito y lograr mejor resultado en la alimentación.
  6. Si el paciente no desea comer, se pueden dar dichos complementos nutricionales por onzas distribuidas durante todo el día.
  7. Siempre incluir agua pura para evitar estreñimiento y si presenta el mismo agregarle fibra en el día.
  8. Si el paciente presenta diarrea, se debe evaluar si alguna comida le pudo provocar el problema o bien si presenta alguna alergia o intolerancia.
  9. Si el paciente se puede movilizar, ayudarlo a hacer ejercicio, si no puede hacer terapia en donde se encuentre.
  10. Siempre agregar el ingrediente principal a su comida “EL AMOR” para alcanzar así el objetivo principal, que el paciente se sienta FELIZ.

Al realizar estos 10 pasos lograremos dar un aporte adecuado a nuestros pacientes y así reducir el riesgo de malnutrición y complicaciones relacionadas a la misma.

Realiza tu cita llamando al 1747.