<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-5TWTB6Q" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Cáncer de Próstata ¿Qué es y cómo se diagnostica?

Por: adminchlp

03 junio 2016

Dr. Hugo Roberto Arriaga Morales - Centros Hospitalarios la Paz

Dr. Hugo Roberto Arriaga Morales
Urólogo
Colegiado No. 9938

La próstata es una glándula que se encuentra en la base de la vejiga. En medio de ella pasa el conducto denominado uretra que es por donde sale la orina cuando se contrae la vejiga. Después de los 50 años, esta glándula puede empezar a padecer de dos enfermedades importantes: la hiperplasia prostática y el cáncer de próstata. Cuando inicia un crecimiento en toda la glándula de forma benigna se da la Hiperplasia, esto como resultado de cambios en la vejez de los órganos pélvicos.

Este crecimiento se da hacia afuera de la glándula así como hacia el conducto donde pasa la orina (uretra), provocando obstrucción en la salida de orina y por consiguiente los síntomas urinarios tan molestos que se presentan con la Hiperplasia Prostática. En ocasiones, se produce un crecimiento en un sitio específico de la glándula sin producir síntomas urinarios obstructivos. Este tejido puede continuar creciendo localmente y eventualmente desprender células que se llegaran a albergar a otros tejidos u órganos del cuerpo. A esto se le llama cáncer de próstata. La Hiperplasia Prostática, que es la enfermedad mas frecuente encontrada en los hombres después de los 50 años, no produce por lo general efectos serios en el organismo que termine en la muerte.

El cáncer de próstata, una enfermedad silenciosa que en las etapas iniciales no produce síntomas, pueden llegar a producir la muerte si no es tratada. En Guatemala el cáncer en hombres más frecuente después de los 50 años, según datos del INCAN, es el cáncer de próstata. Por lo anterior, es importante poder realizar una detección temprana del cáncer de próstata y así evitar las consecuencias serías que esta produce. Para esto se debe realizar evaluaciones periódicas de la próstata por un especialista.

Las recomendaciones actuales para el adecuada evaluación en la detección de cáncer de próstata son las siguientes:

Hombres en edad entre 40 a 50 años:
Realizar un estudio de antígeno prostático específico total. Si el valor es considerado bajo según el criterio del urólogo que lo evalúa, se puede realizar el siguiente estudio en el decenio de los 50 años. Si el valor es sospecho se debe de dar seguimiento con estudios de antígeno prostático específico total y libre cada año.

Historia familiar de cáncer de próstata (línea paterna del paciente) o ser de raza negra: Se deben de realizar estudios cada año, independientemente del resultado, de antígeno prostático total y libre.

Hombres en edad entre 50 a 70 años:
Realizar antígeno prostático específico total y libre cada año.

Hombres mayores de 70 años:
Si no hay enfermedades crónicas degenerativas antígeno prostático específico total cada 2 años.

El estudio de antígeno prostático es detectado en sangre sin necesidad que estén en ayunas y solo requiriendo que se encuentren con 3 días de abstinencia sexual.

Se puede acompañar del tacto rectal realizado en consultorio. Esta parte del examen físico se realiza sobre todo cuando existe duda en el resultado del antígeno o este se encuentra en valores de 3 a 10 ng/ml.

Si se encuentra sospecha tanto de los resultados del antígeno prostático o del tacto rectal se puede recurrir a realizar una resonancia magnética nuclear de la próstata para poder identificar zonas sospechosas que alberguen cáncer.

Cuando se tiene un determinado grado de probabilidad que el paciente albergue un cáncer de próstata al realizar las pruebas antes mencionadas entonces se procede a efectuar una biopsia de la próstata (obtener un pequeño fragmento del tejido prostático para ser analizado por el patólogo) para dar un mejor diagnóstico.  Hay varias formas de realizar la misma pero la que mejores resultado da es a través del recto, utilizando un ultrasonido para poder guiar una aguja que tomará  dichas biopsias.

La detección temprana del cáncer es un tema  importante, porque mientras mas pequeño es el tumor, mas probabilidades hay que se pueda curar.

Si la biopsia resulta con muestras positivas para cáncer se determinará el tratamiento según lo avanzado que este el problema.

En la actualidad contamos con varias opciones de tratamientos curativos y paliativos para tratar el cáncer de próstata. Además, se puede contar con la opción de tratamiento expectante cuando conducta biológica del tumor no es muy agresiva. Todo esto con el fin de evitar las complicaciones fatales que puede provocar esta enfermedad.  En la red hospitalaria de SERMESA, se cuenta con todo lo necesario para poder realizar un diagnóstico temprano de dicha enfermedad.

cancer prostata