Prevención de infecciones con el regreso a clases

Por: adminchlp

19 julio 2017

 

Las situaciones a las que nos afrontamos como padres y médicos es el regreso al ciclo escolar que trae consigo una serie de cambios, en los que tenemos que incluir Infecciones Comunes de la Infancia.

Dentro de los factores ambientales que favorecen la propagación de las infecciones tenemos: concentración en salones de clase, cambios bruscos en el clima, incluso el cambio de estaciones puede afectar o favorecer la circulación de virus en el ambiente (invierno), o propagación de diarreas (verano), cantidad de alérgenos en el ambiente.

INFECCIONES-REGRESO-CLASES2.png

Según distintas sociedades de expertos en pediatría las infecciones más comunes con el regreso a clases en orden de frecuencia son: infecciones respiratorias como resfriados, gastroenteritis, conjuntivitis, amigdalitis y en menor proporción mononucleosis infecciosa “enfermedad del beso” y varicela; estas infecciones tienen en común que son fácilmente transmisibles, por secreciones respiratorias, contacto con las manos, por  el uso de utensilios para comer e incluso juguetes.

Los resfriados comunes se caracterizan por estornudos, secreción nasal, irritabilidad, cansancio  y fiebre, un niño en promedio puede tener de 6 -10 episodios en un año, al contrario de los adultos entre 2 -4. Esta infección es originada por virus, puede haber más de 100 virus respiratorios que causen resfriados por lo cual los pequeños pueden exponerse a un virus diferente en cada ocasión; lo que se recomienda es que el paciente se quede en casa en reposo, con adecuada hidratación y se utilicen analgésicos y antipiréticos,  para el dolor o fiebre.

Para prevenir el resfriado: se recomienda enseñar a los niños a cubrirse cuando estornudan, con un pañuelo, el brazo, o una servilleta, después lavarse las manos o utilizar alcohol en gel, limpiar las superficies o utensilios que estén en contacto con secreciones del niño enfermo.

INFECCIONES-REGRESO-CLASES4.png

También se recomienda tener al día las vacunas, e incluir la vacuna de la influenza anual, ya que este virus puede causar infecciones respiratorias más complicadas; las alergias pueden ir de la mano con las infecciones y un niño alérgico tiene más tendencia a infectarse por mantener las vías respiratorias inflamadas y pueden tener obstrucción del drenaje normal de las secreciones, al respecto se recomienda mantener al paciente controlado con sus medicamentos antialérgicos según recomendaciones del pediatra o alergólogo.

Las Gastroenteritis o diarrea aguda, se caracterizan por vómitos, diarrea, dolor de estómago y deshidratación, esta infección se origina principalmente por virus, la mayoría de las veces no es necesario el uso de antibióticos,  se recomienda también que el paciente se quede en casa, se ofrezcan líquidos y suero oral, al permanecer más de 6 a 8 horas sin vómitos se pueden ofrecer alimentos fáciles de digerir. Es muy importante vigilar por signos de deshidratación como bocas seca, llanto sin lágrimas, mucha sed, orina muy oscura o ausente, debilidad y somnolencia, siempre se recomienda la asesoría o consulta con su pediatra.

INFECCIONES-REGRESO-CLASES3

La prevención de la gastroenteritis incluye “lavado de manos constante”, después de cambiar el pañal o llevar al niño al baño, antes de comer,  cuidado de no compartir utensilios para comer o comida con el paciente enfermo. La vacuna de Rotavirus es importante para prevenir gastroenteritis severa por este virus.

La conjuntivitis es la infección de los ojos caracterizada por ojos rojos, lagrimeo, descarga o secreción ocular, puede haber dolor e inflamación, la causa de esta infección puede ser por virus o bacterias en estos casos se recomienda la consulta con el pediatra para la recomendación gotas con antibióticos, como medida general se puede limpiar con gasa estéril  y agua tibia y dar analgésicos en caso de dolor. Para prevenir se recomienda el lavado de manos o el uso de alcohol en gel, cambiar de ropa, toallas y fundas de almohada diariamente.

INFECCIONES-REGRESO-CLASES1.png

En los casos de faringitis siempre es aconsejable consulta al pediatra, pues  puede requerir uso de tratamiento antibiótico si se sospecha de la bacteria estreptococo, su prevención es también con lavado de manos, evitar estornudar o toser de forma inadecuada, y no utilizar utensilios de los demás compañeros. Mononucleosis infecciosa es una enfermedad viral que puede causar fiebre elevada, amigdalitis que se confunde con la faringoamigdalitis bacteriana, inflamación de ganglios, rash en la piel, se recomienda su evaluación por pediatra para realizar análisis de laboratorio y tratamiento, su prevención es igual a los casos de faringitis mencionados.

Por último Varicela, que se caracteriza por la presencia de ronchas y vesículas que inician en el tórax y cabeza y que pueden diseminarse al resto del cuerpo, puede cursar con fiebre, es una infección viral, fácilmente transmisible con secreciones respiratorias, se recomienda no enviar a los niños al colegio si se sospecha de ella, deben permanecer ausentes en promedio una semana hasta que todas las lesiones estén secas o con costra se recomienda consultar al pediatra para dentro de las medidas generales debemos mantener en reposo al paciente, hidratación, evitar baños en tinas o bañeras,  la infección puede ser autolimitada y los casos severos se previenen con la vacuna de la varicela.

En medidas preventivas en general incluyen lactancia materna al menos durante los primeros 6 meses de vida, tener vacunas al día, enseñar medidas de higiene general y recordar que el uso de alcohol en gel es una herramienta rápida y segura bajo vigilancia de un adulto y recordar que nuestros pequeños con el tiempo van a adquirir las defensas o inmunidad necesaria para enfermarse cada vez menos.