Recomendaciones para el cuidado de tu bebé recién nacido

Por: adminchlp

11 enero 2018

Te dejamos las siguientes recomendaciones pueden ayudarte a sentir seguridad sobre el tipo de cuidados que requiere un recién nacido, antes, durante y posterior a su nacimiento:

  1. Enfócate en los cuidados primando el bienestar del recién nacido y vela por sus derechos
  2. Respetar las preferencias de los padres
  3. Mínima interferencia en la adaptación a la vida extrauterina
  4. Facilita y promueve el vínculo madre-hijo
  5. No te separes de tu recién nacido
  6. Fomenta  la lactancia materna
  7. Infórmate sobre los cuidados de tu bebé y los signos de alarma
  8. Consulta a tu pediatra sobre la aplicación de la Profilaxis Oftálmica Neonatal
  9. La administración de vitamina K tras el nacimiento.
  10. Realiza el cribado endócrino-metabólico y el cribado de la hipoacusia

Vamos a mencionar 2 preceptos muy importantes que debemos de conocer:

  1. Cuando nace un bebé, nacen 3 personas. ( mamá, papá, bebé )
  2. Cada bebé es único e irrepetible lo que le pudo haber funcionado a una mamá con su primer hijo, no necesariamente le resultará con el segundo

¡Tu bebé es único por lo que no se debe comparar a otros bebés!

Al salir del hospital con tu bebé asegúrate que te indiquen el peso, talla, perímetro cefálico y algún otro dato importante para su seguimiento.  Si tu bebé lleva algún cuidado especial o medicamento, debes verificar que las explicaciones de tu pediatra hayan quedado bien claras.

La primera cita de seguimiento con el pediatra debe ser en la primera semana de vida.

Durante la primera y segunda semana de vida, se deberá exponer el bebé al sol durante la mañana (entre 8:00 y 10:00 am) en períodos de 15 minutos, lo que ayudará a reducir el riesgo de Ictericia (piel amarilla).

Signos de alarma o situaciones por las que debes consultar a tu pediatra:

  • Si la fiebre es mayor de 38°C, recuerda que los bebés inicialmente no manejan adecuadamente su termorregulación. En otras palabras, si está en un lugar muy caliente y a eso le sumamos que está muy arropado, lo más seguro es que la temperatura del bebé estará por arriba de lo normal, por lo que se debe de adecuar la temperatura y retirar el exceso de ropa y verificar nuevamente la temperatura y si es menor a 38°C era por las condicionantes mencionadas anteriormente.
  • Vómitos persistentes. Los bebés durante los primeros meses pueden presentar regurgitaciones que son pocos de leche que saca por la boca, por lo regular después de comer, esto es normal y lo pueden hacer varias veces en el día. El vómito por lo regular expulsa una mayor cantidad de leche y si es varias veces en el día es preferible consultarlo con el pediatra.
  • Ictericia (piel amarilla), es normal que algunos bebés tengan éste tinte ictérico en cara y tórax superior, pero si observamos que ocupa otras partes del cuerpo y que a pesar de estarlo exponiendo al sol persiste, preferible consultarlo con el pediatra.
  • Llanto o irritabilidad constante, que puede ser secundario a cólicos por gases, los cuales se dan en los primeros 3 meses de vida, pero si son persistentes durante todo el  día y se asocia a no querer comer de igual manera es preferible consultar.

También puede interesarte:
¡Cuidados,  higiene y alimentación para un recién nacido!