¿Grasa en el Hígado?

Por: adminchlp

10 diciembre 2020

UN HALLAZGO FRECUENTE EN EL ULTRASONIDO DE HIGADO

Al acudir al consultorio por exámenes de rutina, un hallazgo cada vez más frecuente en los ultrasonidos realizados en el hígado es encontrar la presencia de grasa, esto genera muchas dudas e incertidumbre en el paciente, ¿Qué es esto?,  ¿A qué se debe?, ¿Qué puede pasarme si tengo este hallazgo?, ¿Qué debo hacer?... Son algunas de las preguntas más comunes con las que nos encontramos los clínicos en el consultorio. 

¿Qué es el Hígado Graso?

Hígado Graso o Esteatosis Hepática, es la acumulación de triglicéridos y otras grasas en las células del hígado. La cantidad de ácido graso en el hígado depende del balance entre los procesos de acumulación y de pérdida del mismo. En algunos pacientes este acumulo de grasa se puede acompañar de inflamación y daño en los hepatocitos (células del hígado) lo que se conoce como Esteatohepatitis. 

¿Qué lo produce?

La condición más comúnmente asociada a hígado graso es el síndrome metabólico, que es un grupo de hallazgos que aumentan el riesgo de presentar enfermedades cardiacas, eventos cerebrovasculares (derrames) y  diabetes entre otras; teniendo relación directa con estilos de vida no saludables como falta de ejercicio, tabaquismo y mala alimentación que se asocian a sobrepeso y obesidad.

Otros factores como medicamentos (Ej. Metrotexate, Amiodarona), el consumo de alcohol, anormalidades metabólicas (Ej. Alteraciones de glucosa, de tiroides), status nutricional (Ej. Sobre nutrición, malnutrición) u otras enfermedades que afectan directamente el hígado pueden contribuir a hígado graso (Ej. Infecciones virales como Hepatitis C; enfermedad celiaca, etc.).

En el contexto anterior es fundamental separar el Hígado Graso relacionada o no al consumo de alcohol. Cuando el hígado graso no está asociado al consumo de alcohol y no hay presencia de inflamación el término médico utilizado es Hígado Graso No Alcohólico (NAFL, por sus siglas en ingles)  y cuando hay inflamación es llamado Steatohepatitis No Alcohólica (NASH, por sus siglas en ingles).

¿Qué puede provocar que haya hígado graso no asociado a alcohol?

En realidad no se sabe con exactitud las causas de esto, aunque hay varias teorías aceptadas y en investigación. Lo que si sabemos con exactitud es que se presenta con más frecuencia en el grupo de personas que tiene sobrepeso, obesidad, diabetes mellitus o colesterol elevado.

La siguiente tabla nos ayuda a comprender mejor la asociación entre estas patologías:  

PORCENTAJE (%) ESTIMADO DE ENFERMEDADES ASOCIADAS
A HIGADO GRASO NO ALCOHÓLICO EN ESTADOS UNIDOS

CONDICIÓN POBLACIÓN GENERAL DE USA PACIENTE CON HÍGADO GRASO (NO INFLAMACIÓN) PACIENTE CON ESTEATOHEPATITIS (INFLAMACIÓN)
Hipertrigliceridemia 25.1% 40.7% 83.3%
Obesidad 39.8% 51.3% 81.8%
Dislipidemia 18.4% 69.2% 72.1%
Síndrome Metabólico 34.3% 42.5% 70.7%
Hipertensión Arterial 29.0% 39.3% 68%
Diabetes Tipo 2 14.0% 22.5% 43.6%
Fuente: JAMA. 2020; 323 (12): 1175-1183

¿Qué síntomas puedes tener?

En realidad la mayoría de pacientes no tienen ningún síntoma y el diagnóstico es el resultado de estudios de rutina. El médico puede sospecharlo si el paciente presenta las enfermedades y factores previamente mencionados.

¿Qué estudios te debes de realizar si sospechas o tienes hígado graso?

Lo más importante es la evaluación y la determinación por el medico si se requieren estudios adicionales. Si es prudente el médico puede recomendar realizar estudios de imágenes del hígado como son Ultrasonido Hepático, Tomografía o Resonancia Magnética. Adicionalmente son de mucha utilidad la realización de pruebas sanguíneas especialmente las llamadas pruebas de función hepática.

En algunas ocasiones y posterior a ser determinado por el médico es necesario realizar una biopsia de hígado para lo cual un Médico Gastroenterólogo/Radiólogo toma una muestra de tejido hepático y es analizada por el patólogo para determinar en el microscopio la presencia de inflamación. Este procedimiento se indica cuando queda alguna duda si hay NASH o para evaluar exactamente qué tanta inflamación hay en el hígado. Este procedimiento se realiza en pocos pacientes así que si las pruebas sanguíneas y los estudios de imágenes son normales no será necesario realizarse.

¿Cómo se trata el hígado graso no alcohólico?

Típicamente no se trata directamente con algún medicamento sin embargo esta condición puede mejorarse cuando las otras enfermedades y condiciones que la acompañan son tratadas. Lo principal es tener controlada la presión arterial, tener controlados los niveles de azúcar y colesterol siendo parte angular la disminución de peso y el mantenerse en el peso ideal, por lo que una alimentación balanceada y ejercicio son fundamentales. Algunos expertos recomiendan la disminución inicial del 5-7% del peso corporal a un ritmo de 1 a 2 libras por semana y si se demuestra grado avanzado de inflamación en el hígado disminución de 7-10% del peso.

Realizando los cambios anteriores los beneficios van más allá del control del hígado graso. Estos cambios, así como el tener controladas las enfermedades adyacentes disminuyen también la probabilidad de sufrir un infarto o de tener un Evento Cerebro Vascular (derrame). Esto toma más importancia al comprender que los pacientes con Steatohepatitis no alcohólica (NASH) están frecuentemente también en riesgo de una enfermedad cardiaca o de un Evento Cerebro Vascular (derrame).

Si el médico considera que algún medicamento que está tomando el paciente está causando la presencia de hígado graso este debe ser suspendido.

Basado en información obtenida en estudios científicos, si se tiene un estadio severo o avanzado de NASH  sin tener diabetes o enfermedad cardiaca, se puede sugerir el uso de vitamina E, lo que puede reducir algunos de los daños que causa el NASH. Es importante mencionar que este es un medicamento que debe ser utilizado solo bajo indicación médica puesto que puede tener efectos adversos importantes.

¿Puede empeorar el hígado Graso?

La respuesta es sí. Puede empeorar conforme el tiempo y en algunas ocasiones lleva a la formación de fibrosis o cicatrización del hígado que producen cirrosis que requieren estudios avanzados como fibroscan y evaluación avanzada por Gastroenterología. Muchas causas de cirrosis  en el pasado eran clasificadas como criptogenicas (de causa desconocida) sabiéndose actualmente que muchas son el resultado de la enfermedad por hígado graso no alcohólico. Se estima que del total de pacientes que tiene NASH un 10% finalmente desarrollaran cirrosis.

Por lo anterior lo más importante es el mantener estilos de vida saludables manteniendo un peso adecuado y el seguimiento y asesoramiento por parte de su médico teniendo un rol primordial el Médico Internista, Gastroenterólogo y Nutricionista.