Dismenorrea, causas y tratamiento

Por: adminchlp

10 febrero 2021

La dismenorrea se refiere al dolor pélvico que se presenta comúnmente antes o durante el período menstrual.  Es la condición ginecológica más frecuente y se estima que afecta aproximadamente de un 45 a 90% de mujeres en edad fértil.   También es causa de un alto índice de ausentismo escolar y laboral. 

Se puede clasificar según su severidad en leve, moderada y severa.  Según su causa se clasifica en primaria y secundaria.  Se le denomina primaria cuando no existe ninguna lesión en el aparato reproductor y secundaria cuando se asocia a una lesión o enfermedad en útero u ovarios.  La dismenorrea primaria tiene una aparición temprana que se puede dar a partir de la  primera menstruación mientras que la secundaria suele aparecer tardíamente. 

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?

Se conoce como principal causa de la dismenorrea primaria la sobreproducción de químicos (prostaglandinas) por parte del endometrio, que producen contracciones uterinas anormales, comparables con las producidas durante el aborto y trabajo de parto.  Las contracciones disminuyen el flujo sanguíneo, lo que produce isquemia y se traduce finalmente en el dolor menstrual.

Con respecto a la dismenorrea secundaria se conocen varias patologías ginecológicas que pueden producirla:  quistes ováricos, endometriosis, fibromatosis uterina, adenomiosis, enfermedad inflamatoria pélvica, pólipos endometriales y  el uso de dispositivos intrauterinos entre otros. 

DIAGNOSTICO

Ante la persistencia de la dismenorrea es totalmente necesario realizar una evaluación médica adecuada, un examen físico completo haciendo un énfasis en la evaluación abdominal y genital.  Además es imperativa la evaluación de un ultrasonido ya sea pélvico o endovaginal para revisar el útero y los ovarios.

En ocasiones puede ser necesaria una evaluación un tanto más profunda, dependiendo de la sospecha clínica.

¿CUÁL PUEDE SER EL TRATAMIENTO?

Este dependerá del tipo de dismenorrea diagnosticada.  En el caso de la dismenorrea primaria el tratamiento generalmente es sintomático con analgésicos antiinflamatorios, entre ellos ibuprofeno, naproxeno y diclofenaco.   En los casos en los que la dismenorrea es de moderada a severa, o cuando esta se encuentra asociada al Síndrome  Premenstrual, también está indicado el uso de tratamiento hormonal que puede ser con ACOS (anticonceptivos orales combinados), inyectables, dérmicos e incluso dispositivos intrauterinos liberadores de levonorgestrel. 

Cuando la dismenorrea es secundaria el tratamiento puede variar dependiendo de la patología ginecológica que la causa, puede ser  médico o quirúrgico, cómo en el caso de fibromatosis uterina o quistes de gran tamaño.   También se recomienda ejercicio físico y dieta baja en sal y evitar el consumo de bebidas con cafeína y alcohol.

Si tienes dudas sobre el tema, comunícate al 1747 y realiza cita con el ginecólogo.