Semana Mundial de la Lactancia

Por: adminchlp

25 julio 2016

Emergencia, Centros Hospitalrios La Paz, Salud de la mujer, Hospitales Guatemala, Lactancia, Cuidados para tus hijos, Nutrición

Guía para una lactancia exitosa

Por Licda. Rocío Salazar
Nutricionista Pediátrica
Colegiado 2593
Coautora Licda. Gabriela Beltetón
Nutricionista Pediátrica/ Consultora de Lactancia Materna
Colegiado 2617

TEN CONTACTO PIEL A PIEL

Para contacto piel a piel, ponle al bebé solo pañal y gorro, acuéstalo contra tu piel, tapándole la espalda con una frazada.  Es más probable que los bebés que tienen contacto piel a piel sean amamantados sin problemas y con frecuencia y eso es muy importante para establecer el suministro de leche.  Lo mejor que puedes hacer para tener éxito con la lactancia materna es tener contacto piel a piel con tu bebé.

AMAMANTa AL BEBÉ LO MÁS PRONTO POSIBLE DESPUÉS DEL PARTO 

El bebé estará alerta e interesado en alimentarse durante las primeras dos horas después del parto.  Dile al personal del hospital que quieres amamantar al bebé dentro de los primeros 30 minutos a una hora si es posible.

Para que la lactancia tenga un buen inicio el bebé debes amamantar pronto y con frecuencia después del nacimiento así recibirá la primera leche que se llama calostro.

Si te hacen una cesárea de emergencia y no puedes amamantar apenas nazca el bebé, dile al personal del hospital que quieres empezar lo más pronto posible.

Si el bebé tiene problemas para agarrar el pezón, pide ayuda inmediatamente.

LOS BENEFICIOS PARA EL BEBÉ SON MUCHOS

Amamantar satisface las necesidades físicas y emocionales del bebé por eso es importante mantenerlo cerca y responder espontáneamente a sus necesidades de día y de noche.

La leche materna es un alimento vivo que protege a los bebés y reduce riesgos de padecer vómitos, diarreas, infecciones del oído y muchas otras enfermedades.  También reduce el riesgo de alergias, diabetes, obesidad y cáncer.

Desde que el bebé nace hasta el sexto mes de vida lo único que necesita es la leche de su madre.  A partir del sexto mes es necesario agregar otros alimentos y continuar amamantando hasta el segundo año o más.  La leche materna contiene todos los nutrientes que los bebes necesitan para crecer y desarrollarse bien.  Además se absorbe fácilmente.

Solo la leche materna contiene una sustancia llamada taurina que estimula el desarrollo del cerebro y la retina dando como resultado un cociente intelectual más elevado.

PIDE TENER AL BEBÉ EN EL CUARTO CONTIGO EN TODO MOMENTO

Compartir cuarto con el bebé te da la oportunidad de aprender sus primeras señales de hambre y de poder amamantarlo apenas tenga hambre.  Las primeras señales de hambre son entre otras, cuando mueve los labios, busca el pecho, chupa los dedos o las manos.  Las señales más tardías de hambre son la molestia y el llanto.

EL CALOSTRO ES SUMAMENTE IMPORTANTE PARA TU BEBÉ

El calostro es la leche que produces en los primeros días después del nacimiento del bebé.  A menudo es grueso y puede ser claro o de color amarillento.  El calostro ayuda a prevenir alergias, virus e infecciones.  El calostro brinda mucha protección; es comparable a aplicarle al bebé su primera vacuna.

Producirás cantidades pequeñas de calostro el primer día.  A medida que crece el estómago del bebé, crece también su suministro de leche materna.

La mayoría de los bebes duerme profundamente dos horas después del parto y puede ser difícil despertarlos en la primeras 24 horas.  Es importante despertar al bebé para amamantarlo a menudo, más o menos cada 2 a 3 horas.

Si tienes problemas para despertar al bebé, busca el contacto de piel a piel, el cual muchas veces lo despierta.

POSICIÓN

La posición correcta evita que los pezones se lastimen y ayuda a que el bebé pueda extraer toda la leche que necesita.  Al empezar a amamantar es importante que todo su cuerpecito esté volteado completamente frente a la madre, panza con panza. La cabeza del bebé debe estar en el dobles del brazo de la madre con el pezón directamente frente a su boca, sostener el pecho con una mano y tocar con el pezón los labios del bebé para que abra su boca grande, así tomará gran parte de la areola.  Acercar al bebé en vez de agacharse.  También se puede dar de mamar acostada siempre panza con panza.

HORARIOS

Darle de mamar sin horarios ayuda a establecer una buena producción de leche esto tomará de 6 a 8 semanas. Durante ese tiempo ambos están aprendiendo. Después de varias semanas el bebé tendrá un patrón más predecible y la madre se sentirá más confiada.

Durante las primeras 6 semanas no es deseable el uso de pepe porque debilita la succión al pecho.

PRODUCCIÓN

A más succión, más leche se producirá.  Los bebés que toman pecho prefieren mamar a cada rato por que la leche materna se digiere fácil y rápidamente.  Los recién nacidos no necesitan agua ni suero, solo calostro.

  • Los recién nacidos necesitan mamar de 10 a 12 veces en un periodo de 24 horas.
  • La duración de cada toma la determina el bebé.
  • Observar que esté animado, alerta, activo y que aumente de peso y talla.
  • Descansar, comer balanceadamente y consumir suficientes líquidos será de gran ayuda.

PIDE HABLAR CON UN CONSEJERO DE LACTANCIA

Aunque creas que la lactancia materna va bien, es buena idea pedir que alguien revise la posición del bebé y cómo agarra el pecho.  Esto le dará la oportunidad de darle consejos sobre cómo evitar el dolor y cómo saber si el bebé tiene hambre o está satisfecho.

Si el bebé tiene problemas para agarrar el pecho, pide ayuda para extraer el calostro y usar un método alternativo de alimentación (que no sea pacha) para darle de comer.