Lávate las manos

Por: adminchlp

16 abril 2018

Salud de la mujer, Salud del hombre, Cuidado Personal, Cuidados para tus hijos

Lavarse las manos es una de las mejores formas de protegerse a sí mismo y a tu familia para no enfermarse.

Lavarse las manos con agua y jabón es algo simple y fácil de hacer. Y lo que es más importante, es una de las formas más eficaces de prevenir la propagación de microbios. Las manos limpias pueden evitar que los microbios se propaguen entre las personas y toda la comunidad, desde tu casa y sitio de trabajo a los lugares donde se cuidan niños y hospitales.

¿Cuándo debes lavarte las manos?

Puedes ayudar a que tanto tu como los demás permanezcan sanos al lavarse las manos con frecuencia, especialmente durante estos momentos clave en que los microbios tienen probabilidad de llegar a tus manos y pueden propagarse con facilidad entre todos:

Restriégate las manos por al menos 20 segundos.

  • Antes, durante y después de preparar alimentos.
  • Antes de comer.
  • Antes después de atender a alguien que esté enfermo.
  • Antes y después de tratar heridas o cortaduras.
  • Después de usar el baño.
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Después de tocar animales, sus alimentos o excrementos.
  • Después de manipular la comida o las golosinas para mascotas.
  • Después de tocar la basura.

¿Cuál es la forma correcta de lavarse las manos?

Sigue los siguientes cinco pasos para que siempre te lave las manos en forma correcta.

  1. Mójate las manos con agua corriente limpia (tibia o fría) y enjabónate después de cerrar el grifo.
  2. Frótate las manos con jabón hasta que hagas espuma. Asegúrate de enjabonar el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.
  3. Restriégate las manos durante al menos 20 segundos. ¿Necesitas un reloj? Tararea dos veces la canción completa de “Cumpleaños feliz”.
  4. Enjuágate bien las manos con agua corriente limpia.
  5. Sécalas con una toalla limpia o al aire libre.

¿Qué debes hacer si no tienes jabón ni agua corriente limpia?

Lavarse las manos con agua y jabón es la mejor forma de eliminar los microbios. Sin embargo, si no hay agua y jabón disponibles, puedes usar desinfectante de manos que contenga como mínimo 60 % de alcohol.  Puedes saber si el desinfectante contiene al menos un 60 % de alcohol leyendo la etiqueta del producto. Los desinfectantes de manos a base de alcohol pueden reducir rápidamente la cantidad de microbios en las manos en algunas situaciones, pero NO eliminan todos los tipos de microbios.

Los desinfectantes de manos no son tan eficaces cuando las manos están visiblemente sucias o grasosas. Más aún, estos desinfectantes quizás no eliminen de las manos las sustancias químicas dañinas, tales como los pesticidas y los metales pesados. Ten cuidado al usar desinfectantes de manos cerca de los niños, ya que, si una persona traga más de un par de sorbos de un desinfectante de manos a base de alcohol, puede intoxicarse por el alcohol.

¿Cómo usar los desinfectantes de manos?

  • Aplícate el gel en la palma de una mano (lee la etiqueta para saber la cantidad correcta necesaria).
  • Frótate las manos.
  • Restriega el gel sobre todas las superficies de las manos y los dedos hasta que las manos estén secas. Esto debe tomar unos 20 segundos.