¿Cómo mantener tu mente en forma?

Por: adminchlp

04 julio 2018

Salud de la mujer, Salud del hombre, Cuidado Personal

Al igual que al cuerpo, para mantener la mente ágil y en forma hay que ejercitarla, hacerla trabajar, entrenarla diariamente para que no se oxide y funcione correctamente. Ello ayuda, entre otras cosas, a prevenir enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

Los siguientes consejos pueden ser de gran ayuda para empezar a trabajar y mantener la mente en forma:

1. Elige alimentos ricos en Omega 3
El consumo de alimentos con Omega 3 está asociado con importantes beneficios en las funciones cerebrales al ser uno de los nutrientes fundamentales para el cerebro. En adultos de mediana edad favorece la concentración, la atención, la memoria, mejora el tiempo de reacción y disminuye los errores. Mientras que en adultos mayores protege del deterioro cognitivo propio de la edad y asociado con el Alzheimer.
Una de las principales fuentes de Omega 3 en la dieta son los pescados grasos, también el aceite de oliva, las nueces, las semillas de chía.

2. Duerme bien
Dormir bien y hacerlo 8 horas o más es fundamental para la salud general y en especial para mantener una mente sana. Dormir bien favorece la “memoria prospectiva”: El sueño fortalece este tipo de memoria.

3. Practica actividades físicas
El ejercicio físico favorece la producción de una hormona llamada corticotrofina. Ésta tiene un efecto protector sobre el cerebro, especialmente sobre la zona del mismo vinculada con la pérdida de la memoria.
Cuanto mejor sea tu estado físico en la mitad de nuestra vida, menores son las posibilidades de desarrollar demencia.

4. Practica risoterapia
Reír tiene múltiples beneficios, uno de ellos es el de reducir el estrés y mejorar la memoria. Al hacerlo logras cambios en la actividad de las ondas del cerebro que también mejoran la memoria y la capacidad de recordar.

5. Practica la meditación
La meditación ayuda a prevenir el envejecimiento cerebral.

6. Consume frutos secos y cereales integrales
Los frutos secos como las nueces o avellanas contienen un elevado porcentaje de vitamina E y ésta favorece la actividad de las neuronas al mismo tiempo que retrasa el Alzheimer. Por su parte los cereales integrales como la cebada, el arroz, entre otros, poseen vitamina B6 y ácido fólico, nutrientes esenciales para el cerebro.

 

Fuente